Twitter icon
Facebook icon

El Día de la Independencia se celebró en el Gimnasio Municipal

“En estos tiempos de cambios tan vertiginosos, hay valores profundos que no se deben cambiar. Esos valores son los que tenían los hombres de nuestra independencia”, señaló el Intendente de Esquel

El Intendente Sergio Ongarato presidió este domingo el acto por el 201° Aniversario de la Declaración de la Independencia, en el Gimnasio Municipal. En su discurso el mandatario municipal valoró “la libertad y la independencia que nos legaron los hombres de Tucumán”, subrayando que “son logros que no debemos olvidar o cambiar, debemos cuidarlos todos los días, en todos los ámbitos que frecuentamos. En el siglo 21 la libertad hay que defenderla todos los días”. El acto culminó con la presentación en conjunto de las orquestas “El Alpino” (Florencio Varela) y “Pú Pichikeché” (Esquel), quienes deleitaron a los presentes con su música.

Ongarato estuvo acompañado por su esposa Silvia Capurro. Estuvieron presentes además el diputado provincial Manuel Pagliaroni; el Alcalde Subrogante de Futaleufú, Daniel Longueira; el Cónsul de Chile, Nélson Cuellar Gómez; los concejales Fabiana Vázquez, Gerardo Filippini, y Diego Austin; el presidente de Corfo, Hernán Alonso. También secretarios del gabinete municipal, entre ellos de Gobierno, Julio Ruiz; Cultura, Damián Duflós; Obras Públicas, Alejandro Wengier; Desarrollo Social, Ingrid Iglesias; Deportes y Recreación, Juan Carlos Tardón; Planificación, Analía Vranjican.
Participaron también el Jefe del Regimiento de Exploración 3 “Coraceros General Pacheco”, Tte. Coronel Fernando Tereso; el Jefe del Escuadrón 36 “Esquel” de Gendarmería Nacional, Comandante Ppal. Pablo Badie; el 2° Jefe de la Subdelegación Esquel de la Policía Federal Argentina, Ppal. Damián Estagliano; el Jefe de la Unidad Regional Esquel de la Policía de la Provincia, Comisario Mayor Paulo Heredia; el Director de la Unidad 14 del SPF, Subprefecto Leonardo Aravena; el Subjefe de la Estación Radar Esquel de la Fuerza Aérea Argentina, Suboficial Ppal. Eduardo Ruiz; el Jefe de Policía de Seguridad Aeroportuaria Delegación Esquel, Oficial Jorge Vera.
Engalanaron el acto las banderas de ceremonias de las diferentes instituciones educativas e intermedias de la ciudad. Luego de entonar los presentes las estrofas del Himno Nacional, la invocación religiosa estuvo a cargo del Padre Rodolfo Costa Heredia.

BAJO LA MISMA BANDERA
El Intendente Sergio Ongarato fue el único orador de la ceremonia. “Hoy cumplimos 201 años de aprender a convivir distintos pueblos, distintas culturas, distintas costumbres, y hasta distintos idiomas, pero todos bajo la bandera celeste y blanca que nos legó el General Belgrano, y que nos identifica a todos como argentinos”, señaló.
“Hace dos días hubo un reconocimiento mundial al trabajo de preservación que se viene realizando en el Parque Nacional Los Alerces desde su creación. Dentro del Parque hay un alerce que nos mira desde lo más profundo del lugar. Este árbol ya vivía mientras los griegos hablaban de democracia, y los romanos dominaban el mundo, mientras Cristo dejaba su mensaje de paz en la tierra, y mucho más tarde sus enseñanzas llegaban a todos gracias a la imprenta”.
“Este alerce estaba vivo cuando la Argentina se declaraba libre entre las naciones y cuando el horror de la guerra mundial se detenía frente a la bomba atómica, cuando llegábamos a la luna, y ahora cuando nos unimos con todo el mundo con la internet.
Este árbol de 2600 años ha vivido gran parte de los cambios de la humanidad; nos pone en la dimensión real de lo que dura nuestra vida”.

“VALORES QUE NO SE DEBEN CAMBIAR”
Esto “nos hace pensar para qué estamos y que vamos a dejar a los que nos siguen.
Nos hace pensar que, en estos tiempos de cambios tan vertiginosos, hay valores profundos que no se deben cambiar. Esos valores son los que tenían los hombres de nuestra independencia, y los que nos hacen emprender acciones que servirán a nuestra descendencia más que a nosotros mismos. Así como nuestros próceres forjaron nuestro territorio, quienes los sucedieron cambiaron el paisaje con caminos, rutas, ferrocarriles. Luego otros hicieron lo mismo con aeropuertos, gasoductos, torres de alta tensión. Nos toca a nosotros con la fibra óptica, las antenas que quedarán para nuestros hijos. Pero principalmente lo más importante es dejarles a ellos esos valores profundos; un cambio cultural, un cambio en la manera de ver la vida, que les permita ser mejores personas y argentinos”.
“Debemos adaptarnos a los cambios del siglo 21, pero también reconocer la esencia de lo que se mantiene. La industria discográfica casi desapareció y hoy la música se compra en internet, pero las notas musicales siguen siendo las mismas, y la belleza de nuestro Himno Nacional nos sigue emocionando igual que a los primeros argentinos.
Los conocimientos pueden llegar a nuestros chicos y jóvenes como siempre a través de buenos maestros, o a través de la pantalla de computadoras y celulares, pero los valores que se logran con la educación serán siempre los mismos y por eso hoy más que nunca es imprescindible que los maestros enseñen a los chicos a pensar por sí mismos y a ejercer la libertad, disfrutando de sus aciertos y haciéndose cargo de sus errores”.
La tecnología “nos trae nuevas prioridades todos los días con gran rapidez, nos cambia muchas cosas de la vida cotidiana, pero hay valores esenciales que se seguirán manteniendo. El desafío es tener en claro cuáles son esos valores para no olvidarlos o cambiarlos equivocadamente. La libertad y la independencia que nos legaron los hombres de Tucumán son logros que no debemos olvidar o cambiar, sino que debemos cuidarlos todos los días, en todos los ámbitos que frecuentamos”, resaltó.
“Debemos cuidarlos todos y cada uno de nosotros, trabajando para ganarnos la vida gracias a nuestro esfuerzo e inteligencia y no sobre la base de sacarle ventaja a otro argentino o al Estado. Estudiando para ser mejores y emplear ese conocimiento para ponerlo al servicio de los demás, trabajando con la mayor eficiencia, pensando cómo ser más productivos, a brindar un servicio a los demás y no solamente en cumplir horario.
Debemos cuidarlos ejerciendo responsablemente nuestro derecho al voto, alejados de las consignas facilistas provenientes de líderes mesiánicos que siempre aparecen. Siguiendo nuestros propios principios y convencimientos, sobre la base del conocimiento de quienes son, que proponen y qué hicieron cada uno de los argentinos que se postulen para ser votados”.

“LA LIBERTAD HAY QUE DEFENDERLA TODOS LOS DÍAS”
En el siglo 21 “la libertad hay que defenderla todos los días ante un cambio cultural muy profundo que está llegando. Este cambio cultural no es bueno ni malo, todo depende de nuestra capacidad de entenderlo y aprovecharlo de la mejor manera eligiendo con libertad. Podemos elegir la cultura de una vida supuestamente fácil y efímeramente placentera que ofrecen las drogas, o la cultura del consumo y descarte rápido de cosas que generan montañas de basura, o del descarte de personas mayores y de enfermos que ya no pueden trabajar”.
“O podemos elegir una cultura que nos ayude a ser mejores personas, a ser solidarios, a mantenernos saludables, a reducir el calentamiento global, a preservar nuestras fuentes de agua, a convivir con nuestros vecinos, a cuidar nuestras calles y espacios públicos, a respetarnos como argentinos, a vivir en democracia. Hoy nosotros disfrutamos de la elección de libertad que hicieron y forjaron nuestros hombres de la independencia. Sepamos que las consecuencias de nuestras elecciones las tendremos nosotros, nuestros hijos, nietos y quienes los sucedan”.

AGRADECIMIENTO
En este acto, “y en nombre de todos, quiero agradecer profundamente a quienes están y a los que ya no nos acompañan. A los hombres de la independencia, los generales y los soldados que entregaron sus vidas en batalla. A los que hoy lo siguen haciendo portando uniformes y armas para el cuidado de nuestras fronteras, nuestro territorio y nuestras calles. A nuestros veteranos de Malvinas. A quienes enseñan responsablemente a nuestros hijos en las escuelas. A quienes nos cuidan desde los hospitales, cuarteles de bomberos, orando desde una iglesia o brindando una mano solidaria. A quienes mantienen y mejoran nuestra calidad de vida trabajando en nuestras redes eléctricas, de agua, cloacas y gas, a los que construyen nuestras calles y rutas. A nuestros artistas, que nos hacen disfrutar de la vida con su arte. Y a todos los demás vecinos que hacen de Esquel una ciudad en la que vale la pena vivir y de la que podemos sentirnos orgullosos de formar parte”.
En este 9 de Julio “pongamos en valor lo que hicieron en el siglo 19 nuestros próceres y hombres de la independencia, asumiendo qué es ser independientes en este siglo 21.
Cumplimos 201 años. Festejemos juntos el país que nos legaron nuestros próceres: un país enorme y diverso, rico, con energía, agua, suelos fértiles y aire puro, donde todos somos parte de una Argentina libre que quiere ser cada día mejor. Hoy, millones de argentinos queremos construir juntos la Argentina que soñaron esos hombres de 1816, desde la diversidad que nos caracteriza y que nos debe ayudar a ser cada día mejores como nación y como personas. Cumplimos 201 años de nuestra independencia. Festejemos, que el futuro depende de cada uno de nosotros”.
El acto tuvo su cierre con la presentación de las orquestas infanto juveniles “El Alpino”, de Florencio Varela, y “Pú Pichikeché”, de Esquel, quienes deleitaron a los presentes con su música. Finalmente los presentes compartieron un chocolate caliente preparado por el Regimiento local.-

Municipalidad de Esquel